Portada del Español | Portada del Poder Judicial en inglés

Información general sobre las ejecuciones hipotecarias

Para preguntas generales y solicitudes de estatus, llame al (609) 421-6100 o envíe un correo electrónico a SCCOForeclosure.Mailbox@judiciary.state.nj.us

Acciones de ejecución hipotecaria
Las acciones de ejecución hipotecaria se presentan en el Tribunal Superior, División de Equidad, Parte de Equidad General. Los escritos de ejecución hipotecaria se presentan en la Oficina del Secretario del Tribunal Superior, Servicios de Procesamiento de Ejecuciones Hipotecarias en Trenton hasta que se dispute la acción. Las clases de gravámenes que pueden ejecutarse son hipotecas, gravámenes impositivos municipales y gravámenes de condominios o de asociaciones de propietarios de viviendas por tasaciones pendientes de pago.

Oficina de ejecución hipotecaria
El proceso de ejecución hipotecaria en Nueva Jersey es un sistema de dos niveles que involucra tanto a jueces de Equidad General del Tribunal Superior como a personal de la Oficina de Ejecuciones Hipotecarias. La Oficina de Ejecuciones Hipotecarias es una unidad de la Secretaría del Tribunal Superior. La Oficina de Ejecuciones Hipotecarias trata siete clases de acciones de ejecución hipotecaria: (1) ejecución hipotecaria residencial; (2) ejecución hipotecaria multifamiliar/comercial; (3) ejecución de certificado impositivo in personam; (4) ejecución de certificado impositivo municipal in rem; (5) ejecución de gravamen de condominios; (6) ejecución hipotecaria estricta (para resolver errores de la acción de ejecución hipotecaria) y (7) procedimientos opcionales de ejecución hipotecaria según la Ley de Ejecución Hipotecaria Equitativa.

La Oficina de Ejecución Hipotecaria recomienda el dictado de fallos y órdenes de ejecución hipotecaria, de gravamen impositivo y de condominios al juez de Equidad General del Condado de Mercer, independientemente del condado en que se encuentre la propiedad, conforme a las Reglas Judiciales 4:64-1, 4:64-7 y 1:34-6. Esta práctica en todo el estado crea eficiencia y uniformidad en el procesamiento de la ejecución hipotecaria.

Los abogados de la oficina revisan si las demandas cumplen con los requisitos legales, de jurisprudencia y del reglamento judicial; revisan las respuestas presentadas para determinar si es una respuesta que no impugna o si es de disputa; revisan el emplazamiento y recomiendan una sentencia en rebeldía; procesan los pedimentos y órdenes de rutina; revisan la integridad de los paquetes de fallos definitivos no disputados y confirman el cómputo del monto adeudado en la deuda subyacente.

Si un escrito crea una disputa que requiere una decisión judicial, el expediente de la ejecución hipotecaria se remite al juez de Equidad General en el condado de jurisdicción, es decir, en el condado en que se encuentra la propiedad. Una vez que el juez de Equidad General resuelve la disputa, el expediente de la causa se devuelve a la Oficina de Ejecuciones Hipotecarias para tratarla como una acción de ejecución hipotecaria no disputada.

Una respuesta se considera que no disputa cuando no impugna la validez de la hipoteca, la prioridad de la hipoteca o crea un problema con respecto al derecho del demandante a la ejecución hipotecaria. Una respuesta que no disputa también puede establecer que la parte no tiene conocimientos o información suficiente para estar convencida por los alegatos y dejar que el demandante presente sus pruebas. Las acciones de ejecución hipotecaria con respuestas que no disputan permanecen en la Oficina de Ejecuciones Hipotecarias para su procesamiento administrativo.

Una acción de ejecución hipotecaria puede dar lugar a un fallo y auto que ordene al alguacil a vender la propiedad para recaudar el monto impago de la deuda y prohibir y ejecutar el derecho de equidad de rescate de los demandados (el derecho del propietario o del deudor hipotecario a reclamar el título sano de la propiedad con el pago total del impuesto en mora o la deuda hipotecaria, según corresponda).

Otras acciones de ejecución hipotecaria, que incluyen la mayoría de las ejecuciones impositivas, no ordenan que alguacil realice una venta pública. En cambio, establecen que el demandante es el dueño de la propiedad y se impide y priva al demandado de su derecho de equidad de rescate, debido a que el propietario, después de la notificación, no abonó los atrasos impositivos.

La oficina, en nombre de la Oficina del Secretario del Tribunal Superior, también procesa autos de ejecución para autorizar a los alguaciles a vender propiedades y autos de posesión que autorizan a los alguaciles a expulsar a los ocupantes.

© New Jersey Judiciary